1. feb., 2019

Tendencias para el 2019 en la Gerencia de proyectos

La gerencia de proyectos es una ciencia poco estática y lineal como para poder predecir a ciencia cierta lo que sucederá en el futuro cercano, sin embargo, hay algo que los gerentes de proyectos tenemos claro y es que estamos inmersos en entornos VUCA y por ende debemos estar preparados para hacerle frente a la gestión del cambio y a la incertidumbre en la cual vivimos y nos desenvolvemos.

Conocer que está sucediendo en el mundo, los cambios que están ocurriendo en los diversos sectores y las tendencias del mercado nos permite identificar riesgos, oportunidades y adaptar nuestras expectativas en cada proyecto que realizamos. A continuación presentaremos en PMPMedellin un grupo de predicciones que están presentes en el entorno empresarial y que nos invitan a salir de la zona de confort para adentrarnos en nuevos mundos y aprovechar lo bueno de cada una de ellas para nuestros proyectos.

En primera instancia tenemos que la generación de los Millennials se convierten en gerentes de proyectos: ellos ya vienen desde hace unos años en la fuerza de trabajo, pero no han existido en el espacio de gestión de proyectos por mucho tiempo, sin embargo, señala que los obstáculos que retenían a los jóvenes de esta generación por fin empiezan a moverse. Obtener la certificación PMP (Project Management Professional) ha sido una restricción para ellos dada la experiencia que se pide para tomar el examen (experiencia mínima de dos años dirigiendo proyectos), lo que significa que el gerente de proyecto certificado más joven que se podría conseguir tiene 23 años en 2019. Con esta información tenemos que los Millennials ahora pueden reclamar suficiente experiencia laboral para ser administradores de proyectos calificados y si tienen en frente la oportunidad que desean no la dejarán pasar.

En segunda instancia se da a conocer el marco ágil: Es decir, alineado con la nueva versión del PMBOK 6th edición se escribió la guía (Agile practice guide) que permite a los gerentes de proyectos nuevos tener un marco de referencia para abordar los cambios que está imponiendo el mercado. Algunos expertos como Rachel Burguer incluso afirman que el 2019 serán el año del negocio ágil. Esto obviamente es una ventaja para los millenials ya que ellos vienen configurados para ser personas más colaborativas y flexibles a la hora de trabajar y es muy probable que esta nueva forma de trabajo permanezca y se imponga. Desde el 2018 varias industrias de sectores de marketing, servicios, finanzas, banca y construcción comenzaron a adoptar marcos de trabajo ágil como Scrum, Lean , lean construction y kanban con buenos resultados, dado que se demostró mejoras en la comunicación (uno de los dolores de cabeza de la metodología tradicional), además de permitirse una mejor adaptación al cambio, mejor respuesta a riesgos y contar con un mayor retorno de inversión.

La tercera tendencia es un aumento del uso de métricas en los proyectos: Esto quiere decir que debemos cambiar la mentalidad de la triple restricción (tiempo, costo y alcance) y empezar a pensar en nuevas formas de medir el desempeño de los proyectos. Aquí se espera evolucionar por parte de las empresas en las técnicas de medición. El PMI al respecto propone el paso de la triple restricción a las limitaciones competitivas y se ha dado cuenta que las empresas apreciaron más los avances en dichas técnicas de medición, así que se espera que las organizaciones inicien su implementación y uso masivo.

La cuarta tendencia es que tenemos a 4 generaciones trabajando a la par dentro del proyecto : Esto obviamente supone mayor complejidad , mayor diversidad y aumento de la probabilidad de conflictos entre los miembros del equipo.

La quinta tendencia es que habrá más confianza en los gerentes, esto que quiere decir, durante mucho tiempo las decisiones en los proyectos estaban reservadas sólo para los ejecutivos y para los niveles superiores de la administración, así que se tenía una confianza muy limitada hacia los gerentes de proyectos. De acuerdo con los cambios las decisiones pueden venir desde los miembros del equipo, acordadas con los gerentes de proyectos , lo cual hace que haya mayor implicación en los miembros del equipo y mayor confianza de ellos para con su líder y se espera que dicha confianza se derrame hacia arriba de los sponsors para con los gerentes de proyectos brindando mayor libertad en la toma de decisiones.

La sexta tendencia es que contratar personas será más complejo: esto derivado de lo anteriormente mencionado. Es necesario cambiar los esquemas de contratación actuales y pensar en nuevas formas de contratos, pensar en horarios flexibles, horarios escalonados, teletrabajo como una opción viable, mirar el coworking , crowdfounding y los equipos virtuales no como algo raro sino como algo que ya forma parte de nuestra cotidianidad.

La séptima tendencia es que por mucho tiempo se pensó que se podía seguir una única metodología de gestión de proyectos que pudiera aplicarse a todos los planes que tuviese una empresa. Ahora, debido a la confianza otorgada a los gerentes de proyecto, ellos tienen la oportunidad de personalizar un enfoque para un cliente en particular, así que cada proyecto se llevará de una forma ligeramente diferente. De manera adicional los entornos de trabajo Agile y marcos de trabajo como Scrum, reemplazarán muchas de las prácticas que se habían utilizado hasta este momento y abrirán las puertas a nuevos esquemas de organización. Eliminar la creencia de que existe una misma solución para todos los proyectos elimina la visión rígida que se tenía acerca de los negocios, pero esto no supone un problema. Una empresa puede seguir siendo competitiva, sólo debe cambiar la forma en que gestiona sus proyectos por unas nueva.

La octava tendencia es el uso de la analítica y mineria de datos dentro de los proyectos, lo cual supone nuevos retos y permitirá hacer usar la información en beneficio de la toma de decisiones y brindará nuevas oportunidades a los negocios.

Como vemos la transformación digital implica muchos cambios en las organizaciones, roles y en la forma en que lideramos proyectos por ello debemos abrir nuestra mente y brindar la oportunidad a que estos cambios nos permeen nuestros proyectos y organizaciones para tener mejores resultados.

Si te gustó éste artículo te invitamos a compartirla con familiares, colegas y amigos.

Autor : Ing. Javier León Reyes
Twitter e Instagram : @PMPMedellin