12. jul., 2017

Las Metodologías Ágiles de trabajo

“Agile” como son conocidas estas metodologías en el mundo son una filosofía general que se emplea en proyectos de desarrollo de productos y servicios y que han sido difundidas sobre todo en la producción de software.

Sus principios fundamentales son:

1. Centro en el cliente: esto es que en los proyectos ágiles la entrega se da de forma continua y las entregas de valor se dan de forma temprana con software con valor. Dicha entrega es validada con el cliente.

2.Es válido el cambio incluso en etapas tardías:  Esto implica que se vale incurrir en errores y se aceptan que los requisitos cambien, incluso en etapas tardías del desarrollo.

3. Son centradas en Trabajo colaborativo: los usuarios y los desarrolladores trabajan juntos durante todo el proyecto. Para ello hay roles como el Product Owner que ponen en evidencia dicha situación.

4. La Comunicación es abierta y directa: se privilegia la comunicación cara a cara. La documentación pasa a un segundo plano en las metodologías ágiles (Sin decir, que esta no es importante y que algunos artefactos son indispensables).

5. Autonomía: el equipo es libre para explorar con herramientas y procesos donde primen la colaboración, la distribución de conocimiento y el liderazgo compartido. Los equipos se autoorganizan y se gestionan por sí mismos.

6. Gestión del conocimiento: esta se da a intervalos regulares, el equipo reflexiona sobre cómo ser más efectivo, para ajustar y perfeccionar su desempeño por medio de ceremonias como son las retrospectivas.

Dentro de las metodologías ágiles hay muchas como Kanban, Lean, XP, Pair programing, Mob Programing, TDD, ATDD, DDD, entre muchas otras. Pero Scrum es una de las metodologías más populares que se emplean en las organizaciones para implementar la filosofía “Agile”.

Scrum está relacionado con la gestión de proyectos y hace énfasis en colaboración, software funcionando, equipos autoadministrados y empoderados, roles y responsabilidades bien definidos, reuniones/ceremonias establecidas, y flexibilidad para adaptarse a las realidades cambiantes de los negocios y a los ecosistemas dinámicos. En Scrum el tiempo es una restricción y es dividido en cortas unidades de trabajo conocidas como Sprints (Que tienen duraciones entre 7 días a un mes), en  donde se entrega un producto en operación (integrado y probado). Al final de cada sprint, todo el equipo se reúne para evaluar las mejoras en el producto y planear los próximos pasos o entregas en las ceremonias de Retrospectivas. 

Las metodologías ágiles han traido muchos beneficios a las organizaciones apuntando directamente a dar valor al cliente, reducción del Timing, reducción de los tiempos de ciclo, mejorar la creatividad y cohesión de los equipos, mejor gestión del conocimiento , entre otras.

En la Gráfica adjunta pueden apreciar algunos resultados que se muestran en el Chaos Manifiesto Report y por parte de uno de los autores principales de SCRUM y que nos permiten evidenciar las ventajas mencionadas.

Si te gustó este artículo puedes compartirlo con familiares y amigos. Esperamos tus comentarios en nuestro sitio web www.pmpmedellin.com

Autor: Ing.Javier Mauricio León Reyes

Twitter e Instagram: @PMPMedellin